logo-luis-pelayo.png   contacto.png

 








Programa de Formación en Personterapia

Bioenergética

EXPERIENCIAS, REFLEXIONES TEÓRICAS Y TRATAMIENTOS

Este Programa de Formación en Personterapia Bioenergética® es el resultado y síntesis de 36 años de reflexión, experiencia y trabajo en la formación de expertos en Psicoterapia.

La constancia y el anhelo de autenticidad han contribuido a las transformaciones y metamorfosis del Programa durante este tiempo.

Todos y cada uno de los que asistieron a estos Programas, han alentado la permanencia en esta actividad.

Dejaron una semilla de vigor y entrega.

Gratitud y reconocimiento.


03-img-luis.jpg 

El Programa de Formación en Personterapia® Bioenergética bascula entre la normatización y el autodidactismo.  

El fin del programa no es crear un manual de lo que se debe saber y las técnicas a utilizar para ser terapeuta, sino presentar un conjunto de enfoques de vida a sentir, teorías a conocer, experiencias a realizar.

Introduce innovadores estilos de formación.

Se trata de una iniciación a la tarea de búsqueda permanente y de sabiduría (saboreo). 

Este Programa de Formación en Personterapia Bioenergética® es el resultado y síntesis de 36 años de reflexión, experiencia y trabajo en la formación de expertos en Psicoterapia.

La constancia y el anhelo de autenticidad han contribuido a las transformaciones y metamorfosis del Programa durante este tiempo.

Todos y cada uno de los que asistieron a estos Programas, han alentado la permanencia en esta actividad.

Dejaron una semilla de vigor y entrega.

Gratitud y reconocimiento.

El Programa de Formación en Personterapia® Bioenergética bascula entre la normatización y el autodidactismo. 

El fin del programa no es crear un manual de lo que se debe saber y las técnicas a utilizar para ser terapeuta, sino presentar un conjunto de enfoques de vida a sentir, teorías a conocer, experiencias a realizar.

Introduce innovadores estilos de formación.

Se trata de una iniciación a la tarea de búsqueda permanente y de sabiduría (saboreo). 

Descubre  y favorece las actitudes básicas personales, pilares del ser personterapeuta y su perfil profesional.

Intenta que se activen los automatismos de realización personal en el proceso de ayuda.

La metodología  experiencial forma parte de la formación y del futuro profesional del personterapeuta.

Las 740 horas de formación experiencial, teórica y práctica potencian las habilidades y actitudes del personterapeuta a través de conocer, experimentar, vivenciar e interiorizar. 

Los principios activos que se transmiten por la metodología experiencial, se insertan y encarnan profundamente en los futuros personterapéutas.

Programa de Formación en Personterapia

Bioenergética

PRESENTACIÓN – INTRODUCCIÓN AL PROGRAMA DE FORMACIÓN

I. LA FORMACIÓN EN LA PERSONTERAPIA® BIOENERGÉTICA 

La formación del terapeuta, tal como la concebimos en la Personterapia® Bioenergética (PB), bascula entre la normatización y el autodidactismo, aunque parezca paradójico. 

Parecería ser que al hablar de autodidactismo, planteado como el arte de instruirse a uno mismo, se estaría negando la normatización, es decir, la necesidad de basarse en un conjunto de normas o formas de actuar el terapeuta que hagan útil su ayuda. 

En este programa se pretende llegar a conjugar estos dos extremos.

Se trata de una iniciación a la tarea de búsqueda permanente y de sabiduría (saboreo) que descubre y favorece las actitudes básicas personales, pilares del ser personterapeuta y su perfil profesional, y que intenta activar los automatismos de realización personal en el proceso de ayuda.

Hace más de 40 años el autodidactismo era la única posibilidad que existía para la formación, sobretodo dentro de las psicoterapias de corte no psicoanalítico o analítico. 

No había escuelas, ni centros, ni formadores. 

Hoy día es todo lo contrario. La normatización se impone como conquista y camino a seguir para lograr ser reconocido como psicoterapeuta. Incluso se ha creado una federación de asociaciones que se dedican a la formación de psicoterapeutas: la FEAP, que ha dictado normas a seguir por todas esas asociaciones en su tarea formativa.

En el Instituto de Personterapia Bioenergética Anthos, se plantea la formación dentro de lo normativo y del autodidactismo en alternancia y equidistancia. 

El ser, estar y hacer personterapéutico necesita de esas vías para el desarrollo de su tarea. 

La formación camina dentro de ese ir y venir al autodidactismo: lo innovador, intuitivo… y a la normatización, lo establecido, probado y sistematizado.


La normatización

El instinto histórico de perpetuar la transmisión del hacer descubierto, y de fijar normas que regulen y ordenen el quehacer y las relaciones, es un hecho comprobado, usado y a veces sufrido.

Miles de razones y experiencias llevan a poner en un pedestal significativo la normatización. 

Sin embargo, no hay que olvidar que la búsqueda de la continuidad esclerotiza, momifica y puede llevar al nominalismo, la desertización, la despersonalización, la parálisis,  la falta de iniciativa.

1-. En qué formamos

- Conocer los supuestos teóricos en los que se apoya la Personterapia Bioenergética, y sus contenidos específicos.

El cuerpo corporeizado, la emocionalidad y la energía vital son tres protagonistas en la PB. Adquieren un puesto privilegiado en el proceso terapéutico por la forma de trabajar con ellos y por su relación con lo yoico, lo mental, lo sano o patológico

- Acercarse al conjunto de sistemas operativos y técnicas experienciales racionales y arracionales para la intervención y tratamiento desde la perspectiva de la P.B. 

El considerar algunas técnicas experienciales como arracionales no quiere decir que las estemos conceptualizando como irracionales, sino que estamos indicando que responden a los criterios de fusión con los hechos, del asombro, de la admiración, del quedarnos completamente sorprendidos por lo que nos acontece.


02-img-luis.jpg 

 Intentamos formar en:

- la consciencia normal ordinaria, basada en los procesos lógicos deductivos o inductivos racionales

- las nuevas formas de consciencia – conocimiento con bases arracionales, donde el pensamiento es distinto al lógico. En esta nueva dimensión de consciencia nos damos cuenta de lo que intuimos, de lo que sucede en mí cuando estoy con mi cuerpo, emociones, energía vital.

- Descubrir, despertar o crear las actitudes o habilidades que constituyen el perfil del personterapeuta hacia sí mismo, hacia los otros, hacia el manejo de los modos del ser, estar y actuar en la PB.

Más aún intentamos que al entregarse al proceso de ayuda se activen sus automatismos de crecimiento y desarrollo como persona.

El ser terapeuta incluye lo “personal genérico”: las actitudes básicas del ser humano. 

De ahí brotan las actitudes básicas del personterapeuta y se nutre el vigor y cercanía que necesita su práctica profesional. 

2-. Desde dónde formamos

El modo de formar en este Programa está en dirección distinta a la clásica mentalista, que parte de la mente, está en la mente y llega a la mente. 

La formación en la PB se basa en la trayectoria circular de las diferentes formas, estructuras o estilos de conocimiento: mentales, viscerales, vivenciales, emocionales, sensoriales, contemplativos, estados modificados o no ordinarios de conciencia,...

La misión de la mente es iluminar, no deslumbrar. Cuando entra en esta última fase, la mente adquiere un poder monopolizador, anegando y destruyendo todos los otros modos de conocimiento. 

Este fenómeno lo podríamos designar como mentalcentrismo, que consiste en que parte de la mente, está o permanece en la mente, vivencia o vive todo desde la mente. Parte de la mente y llega a la mente. Todo pasa por la mente racionalizante.

Tratamos de romper la jerarquización piramidal en la que el conocimiento racional causal es el eje central de todo.

Buscamos que el "mentalcentrismo", el reduccionismo de todo a lo mental, desaparezca. Hay conocimientos, fenómenos y existencias que no aguantan ni necesitan la traducción directa al lenguaje racional.

Queremos que haya simetría entre los diversos modos de conocimiento y el acercamiento a la realidad exterior e interior. Cada uno tiene su propia identidad, y su forma concreta de operar. Tratamos que exista entre todos ellos un funcionamiento de integración articulada.

Formamos desde el “darnos cuenta” y desde el “caer en la cuenta”, que es un paso más cuando estamos en un estado de asombro y apertura grande, de estar despiertos, caemos en la cuenta y aquello de lo que nos damos cuenta se incorpora a nuestra vivencia.

El “caer en la cuenta” es nuevo en occidente pero no es nuevo en oriente. Dentro de los mundos más profundos que ellos fomentan hay un momento en el que se “cae en la cuenta”.

En el proceso de formación utilizamos las diferentes técnicas de que disponemos para que se produzca el vencimiento de las defensas de supervivencia, se pueda pasar a la vivencia y a través de ella podamos “darnos cuenta” y llegar a “caer en la cuenta”. 

Cuando esto se repite, siempre se produce un proceso de cambio o transformación de la persona. 


3-. Cómo formamos.

 Teniendo en cuenta desde dónde formamos en la P.B., el experimento, la experiencia, la experiencialidad, la metodología experiencial (vivencial o interiorizadora), adquieren un significado y operatividad muy especial en la formación y el futuro profesional del Personterapeuta.

Formamos llegando a la profundidad a través de conocer, sentir, sensar, saborear, experienciar, experimentar, penetrar, admirarse, percibir, percatarse, despertar, barruntar, desnudar, descifrar, descobijar, esclarecer, descorrer, transparentar,…

El modo o el cómo formar viene marcado por el estilo peculiar de ese sistema aplicado en los diversos modos de conciencia (identificación) o consciencia (conocimiento) en que se realiza la ayuda en la PB.  

La experiencia y la experiencialidad se encuadran y participan de algunas de las características del experimento. 

La repetición en el trabajo experimental o experiencial es básica en general y concretamente en el trabajo terapéutico. 

La repetición dándonos cuenta nos permite “caer en la cuenta” de la profundidad de lo que experimentamos, descubrimos el secreto de lo que es la experiencia.

La preparación voluntaria para que se realicen los fenómenos que necesitamos experimentar es otra nota específica de la experiencialidad.

No se contradice con la aparición de lo imprevisto, que será reconducido por el terapeuta. 

La profundidad y clarividencia a veces supera nuestras previsiones. 

Los resultados van más allá de lo que nos proponemos. 

Tiene lógica y es circular, por lo tanto por donde se entre nos encontramos con la realidad buscada.

Todo se centra alrededor de muy pocos contenidos en cada experiencia. Es muy focal. 

Experienciar acerca a sentir, vivir los contenidos mentales, emocionales, yoicos, existenciales, aptitudinales y actitudinales. 

Experienciar es meterse al máximo posible en el "sensar" (la implicación de los cinco sentidos básicos) y en las percepciones extrasensoriales del tipo y validez que sean.

Se experimenta con los estados habituales de conciencia y con las modificaciones, alteradas o no habituales. 

Experimentar no se opone al aprendizaje teórico-mental. Es otra vía distinta y complementaria.

Las ideas frías, alejadas de la atracción o rechazo de la excitación son inoperantes o  muy poco operativas. Los procesos de racionalización deben ir unidos a los de experimentación.

Lo experienciado a veces no es fácil volcarlo en palabras. Lo sentido y vivido tiene en sí mismo fuerza curativa y sanadora, sin necesidad de pasar por la conceptualización. Aunque ésta ocupa un papel importantísimo. 


Concluyendo
  

La formación que queremos realizar en este Programa adquiere como matices característicos la pluridimensionalidad, creatividad, abertura al cambio y a la búsqueda de lo que hay detrás. 

Está en dimensión distinta a la escolar académica, pero no excluyente. 

Se conjuga la importancia de la búsqueda teórica y la implantación de los sistemas operativos experienciales de la P.B. 

Se trata de llegar a la innovación e implicación personal a través de la diversidad de métodos y sistemas de conocimientos con sus características propias. 

La formación busca que el saber-conocer pase a ser sabiduría-saboreo. 

El hacer profesional brota del vivir en uno mismo la ayuda, y del contactar vivencialmente con lo enfermo o patológico que existe en el ser humano.

Este tipo de formación necesita para su realización que los participantes tengan la actitud del investigador entusiasta con un fuerte grado de sorpresa-asombro y de responsabilidad comprometida frente a lo que emerge.

Este estilo de participación es un elemento fundamental para que se genere un clima de auto y hetero ayuda. 

El modo de realizar la formación es dialogal, permisiva, abierta e interactiva consigo mismo y con los otros. 

El clima de profunda libertad y apertura favorece ese diálogo y la diferenciación individual, a la vez que se afirma la unidad en la vida grupal.

II-.METODOLOGÍA

La formación se realiza básicamente a través de la metodología experiencial. Consiste en sentir-vivir la repercusión de los contenidos mentales, emocionales, yoicos, existenciales y actitudinales.

El futuro terapeuta vive y experimenta en su existir, lo que necesita conocer y el modo de proceder técnicamente con sus futuros pacientes.

El método experiencial se aplica a la vivencia y búsqueda de lo sano, al diagnóstico o eliminación de lo carencial, patológico, al tratamiento de los bloqueos emocionales, corporales, mentales, yoicos, a las organizaciones o estructuras patológicas psico-neuróticas.

La viabilidad del método experiencial se realiza a través de un conjunto de acciones, manipulaciones física: estáticas o dinámicas, expresivas, etc. 

Están sistematizadas. Las denominamos Sistemas o Técnicas Operativas Experienciales Corporales y Emocionales.

La metodología experiencial no solamente se aplica a la formación, sino al existir profesional y personal del personterapeuta. 

Los principios activos que se transmiten por la metodología experiencial, se insertan y encarnan profundamente en los futuros personterapéutas.

  
III. ORGANIZACIÓN MODULAR DEL PROGRAMA DE FORMACIÓN EN PERSONTERAPIA BIOENERGÉTICA
 
Desde 1991 el Programa de Formación presenta una organización modular.

Los temas o contenidos más relevantes dan nombre a cada módulo. 
Existen ocho módulos.

 

 

 

C/ Los Arfe, 41 28027 Madrid - E-mail: itbalp@yahoo.com - Telf. 914077319  - 918150081 - 665401272                                                                                                             Diseño Web iDroop.com